.

TRADUCTOR
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional... LICHAZUL- Elisa Alcántar Cereceda .
============

sábado, 9 de junio de 2018

Harapos cordilleranos

Crece y crece
nada lo detiene
es el susurro de nieve
se alberga donde le den abrigo
se hace amigo de centinelas
astutos compadres nada les tiembla

me fui por la sombra
en la sombra del tiempo
tintineando pensamientos azules
creí estar a salvo
nadie lo notaría
pero  ventisca es aguda
delató mi primavera

  la rueca  todo lo hila torcido
me guiña  su ojo y  extiende su huso
pero no tengo más que el respiro
eso no le vale
eso no es suficiente

estuve  hurgando el ático del viento
encontré a descontento  y  pavura
vestían harapos cordilleranos
entre muchas  palabras sueltas .

Lichazul
susurros del campo


15 comentarios:

  1. Mientras te guiñe un ojo, no se sigue portando muy mal del todo; aunque exija, este mundo y el otro. Hay cosas y sobre todo de la naturaleza, que lo más convenientes es dejarles seguir su curso, porque contra viento y marea, navegar es muy difícil. Que pases buen fin de semana.

    Abrazos gorditos Elisa.

    ResponderEliminar
  2. Nunca estamos a salvo Elisa.
    Menos mal que tenemos la poesía para defendernos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Sentí paz...

    Gracias por ello


    Un abrazo y a seguir hilando!

    ResponderEliminar


  4. Elisa lindo poema, la verdad me encanto.

    besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo algún que otro harapo cordillerano, Elisa, por lo que creo firmemente en la última estrofa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. mil gracias, después de la tormenta la cordillera es una majestuosa dama blanca, se ve preciosa desde mi casa , aunque vivo más hacia la costa , pero Stgo es tan especial que puedes esquiar en la mañana y en la tarde ir a cenar al puerto de Valpo jejeje

    abrazos de sol

    ResponderEliminar
  7. Nadie está a salvo de la vida. Tarde o temprano nos encuentra, aun desnudos y despojados. La cordillera te abriga y protege. Tus letras son caminos siempre. Besito amiga

    ResponderEliminar
  8. pd... Demi ... porfis déjame el link a tu blog
    fui a Ocaso de Luna pero parece que lo terminaste , no hay nada con fecha reciente

    ResponderEliminar

  9. ...Y cuando a Chile me voy
    cruzando la Cordillera,
    late el corazón contento:
    una chilena me espera...

    Saludos a la majestuosa dama blanca. Y besos para ti

    ResponderEliminar
  10. Se siente el ambiente. Clima erizado y cimarrero. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  11. Ummm, qué buena idea sería esa de esconder la primavera, con cuidado de no delatarla. Me ha gustado eso. Muchos abrazos Elisa y buena semana!!!!

    ResponderEliminar

.

.