.

TRADUCTOR
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional... LICHAZUL- Elisa Alcántar Cereceda .
============

miércoles, 15 de mayo de 2019

Nanoperfume

Recuerdo cuando estaba en la piedra
cuando la claridad era solo humano reflejo...
el aroma del futuro  emborracha y también bendice a los  bits radicales
anagramas secuenciales que nos delatan
mi trabajo caducó
son los robots quienes hoy cantan y componen
memorias exactas
pintan mi realidad con el tic tac de fondo...

Oh cariño mío!
esta tajada de pastel me vuelve loco
soy la bestia

El océano
gran tapete  es el gris horizonte desde mi balcón
porción de silencio codificado
infravalorado desde la ascensión automática
virtual descarga de placer sin límite
mi felicidad cabe en un nanopoema holográfico
lo llevo en este chip encarnado como único lazo al planeta.


12 comentarios:

  1. Hay quien dice que seremos superados en todo por los robots, en inteligencia y en otras cuántas cosas más, hay quien dice que tb en lo creativo y capacidad artística,
    quizás si consigan asemejarse tanto puedan ser más felices que nosotros, infelices humanos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que no lo veré...aún me puedo permitir el lujo de vivir en una zona donde el trabajo es duro y encallece las manos...en días de fiestas con buen tiempo podemos disfrutar de ese mediterráneo que enamora.


    Me quedo pensando...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. abrazos Fibo
    acá en Stgo , cada vez más automatizado y el trabajo más precario para quienes son analfabeta tecnológicos , se viene un triste futuro entre quienes no tienen acceso ni entendimiento en esas trincheras

    ResponderEliminar
  4. La brecha digital... a un lado los que sobrevivirán más o menos bien, al otro los que su vida será peor cada vez.
    Así de injusto.

    ResponderEliminar
  5. incluyen a tus mariposas Toro
    al final siempre el hilo se corta por lo más débil


    ResponderEliminar
  6. Me enfrento a diario en mi trabajo con la brecha digital. Abuelos y abuelas que no se adaptan a utilizar pantallas táctiles o sencillamente no entienden la jerga burocrática. Pero lo peor no es eso, lo peor es que nos dejan atenderle ni ayudarles. Aunque nos saltamos las reglas por pura solidaridad y educación. Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. es algo que lamentablemente se incrementará a velocidad de la luz
    abrazos Alfonso

    ResponderEliminar
  8. Los robots cantan, componen, escriben novelas, actúan...
    Dicho todo en tu poema, Elisa, así vamos, con chip y en automático.
    Pero no podrán con todos :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. muchas gracias Verito por todas tus huellas
    abrazos y buena jornada

    ResponderEliminar
  10. Cuántas preguntas, y las respuestas saltan hasta convertirse en virtuales. Nada parece tener presencia. Ni el beso, ni la piel temblando de deseo. Estamos dejando de ser. Un abrazo, apreciada Licha... Carlos

    ResponderEliminar
  11. Ya,adaptarse o desaparecer. Pero el océano siempre estará ahí para emborrachar nuestros sentidos con su fecunda belleza.Es cuestión de mirarlo con los ojos del niño que fuimos.

    ResponderEliminar

.

.