jueves, 15 de septiembre de 2016

Enigma

Lo traigo escrito en la sangre , imposible negar
imposible disfrazar ,
es mi cava y  libertad
allí puedes entrar si conoces la clave
ahora es cuando
no hay milagro
solo es consecuencia de esta espera lunar
batallar y respiro
vuelvo y resuelvo el periplo
siempre y cuando el corazón compartas...

resuenan tambores y trompetas
allá en la distancia del invierno
viento frío que hiela almas
la llave en tu labio
o el giro y el candado

en mi sangre corre y bifurca el río
imposible de obviarlo
imposible callarlo
piedra y recodo
salto y ensenada
la distancia juega con tu pelo y  manos
me pierdo a ratos
calzando ecos y nombres  de paranoia oxidada
barcas varadas , tumulto gutural.

Lichazul
ex profeso

11 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Divino de la muerte Elisa, como decía por aquí un personajillo de esos llamados telebasura. Realmente hermoso y divino, ese enigma. Yo no sé si he sabido descifrarlo o no, porque me da lo mismo. Pero si te digo que me parece muy lindo.

Abrazos gorditos Elisa.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

abrazo gorditos Rafa
muchas gracias por tu huella
ocurre a veces que los personajillos dicen cosas originalijillas

TORO SALVAJE dijo...

En tu sangre yo te leo.

Besos.

Rosana Marti dijo...

Un enigma bien clavadito a tu alma, donde el ser va esterizando a su semejanza.

Besos Eli:))

Alfonso Saborido dijo...

Si conoces la clave... me encanta ese detalle. Es la esencia muchas veces de lo que puede ser o no puede ser. La tecla mágica. Abrazos!!!!!! Feliz finde desde aquí que huele ya a otoño.

Xan Do Río dijo...

Yo arrimo el corazón a ver si lo resuelvo.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

Besos y blood mary pa'ti

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

besitos de sol Rosana

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

en los detalles está la diferencia
abrazos gorditos !!!
felicidades también pa'ti Alfonso

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

te ganaste un poroto!!! :D
bien

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuántos obstáculos, valladares, rémoras, pero no importa, en algún lugar habrá un indicio de la llave, o la clave del ábrete sésamo. UN beso. carlños