viernes, 9 de septiembre de 2016

Pezón de oro

La tecla bajo una y otra vez
como un guiño
como un mantra que se evapora  desde la boca
aguardo el pulso
bajo una vez
vuelvo
presiono el destino , su destino
touch again
el contacto ocurre
contact us
botón peligroso
pezón de oro
sin escape a mi dedo
paraíso tóxico
nervio erizado
lento temblor
explosión reactiva
adictiva caricia.

Lichazul
 ex profeso






13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. las metáforas suelen mojar el pensadero siempre
      Besos Toro

      Eliminar
  2. Para una cuentera como yo,que casi siempre literal en lo que escribe el vuelo de tus poemas me causa admiración.
    Buen finde Elisa.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Maríarosa , eres un sol, yo a la narrativa no le hago mucho jejeje, me vuelo con las metáforas casi siempre jajaja, pero eso es lo bonito, cada una hace lo que más le gusta y lo mejor nos leemos :D
      buen fin de semana también para ti
      abrazos

      Eliminar
  3. Hay muchas tentaciones...en cada tecla que pulsamos, y alguna siempre puede con nuestros reparos, esos contactos son tan aditivos!!!. Hasta que el daño sea suficiente para no pulsarla más por el dolor que nos infringe.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es cierto lo que dices Clara, hasta que ya no nos provoque más que dolor no cejaremos en pulsarla , somos bichos raros casi masoquistas en muchos aspectos jejeje

      besitos de sol

      Eliminar
  4. Indudable que somos masoquistas, Ely.

    Un abrazo hasta tu casi primavera

    ResponderEliminar
  5. Y a pesar de los pesares pulsamos la tecla por inercia.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito ese pezón de oro, y valdrá una pasta; lo peor será para tocarlo, jajaja, Eso me pasa a mí también, que a veces pulso la tecla que no debo, y la lío parda.

    Abrazos gorditos Elisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a todos nos pasa eso de pulsar donde no se debe
      y es que somos solo humanitos

      abrazos gorditos Rafa

      Eliminar
  7. Nos iteramos, queremos llegar al boom en la caricia, pero no estalla, y si nos agarra como una sed que no se apaga. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...