viernes, 16 de septiembre de 2016

Nidos

No llegué a casa ni a tu vereda
dentro y al lado el desconsuelo escurre
soy otro hombre en otro espejo
mi lugar está en un pajonal de serpientes
si tan solo estuviera cerca
el mensaje se perdió entre las ráfagas
hundido hasta las rodillas

pertenecí al camino y al cielo
volví atrás con billetes rotos y marcados
tomé el atajo y el cigarrillo
pensando en ti
pasando de ti

cada noche la luna vistió mi piel
fui la mujer de todo lobo hambriento
pensamiento y duda secreta
cada giro y cada perdedor en mi locura
lectura hallada entre los pliegues de seda
mi esquina brilló entre los renglones y malecones jóvenes
el amor fue un torbellino filoso

como tú busqué nidos
ilusos destinos donde quedarme.

Lichazul
ex profeso

11 comentarios:

  1. No hay nidos ya Elisa...
    Sólo hay precipicios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es tan difícil aparcar a veces.... buena tarde de domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si que lo es, y también si uno tiene tiene nido y desea compartirlo ...a veces los pajarillos prefieren solo desean volar jejeje
      acá celebramos Fiestas Patrias , todo tranquilo en casa , en familia

      Eliminar
  3. Escasean los nidos cada vez más, Elisa y, si encuentras alguno, incluso puede ser áspero en lugar de tierno. De todas formas. perseveremos. Quizás, cuando menos lo esperes, encuentres uno mullido, calentito y acogedor, como todo buen nido que se precie, amiga.

    Besos de buenas noches. María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. así es, hoy se conjuga el yo-yo como premisa exitosa jejej
      besitos de sol

      Eliminar
  4. No sé si es el pesimismo, pero nos vamos quedando sin nidos...habrá la esperanza de un mundo más humanos? UN beso. carlos

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...