.

TRADUCTOR

domingo, 26 de febrero de 2017

Solo el gris sabe

Ha caído la primera lluvia sobre mi calle sedienta
olor que penetra como amante en madrugada
solo me dejo llevar
es el ritual de apareamiento más feliz
me gusta esa fría caricia por la espalda
esa brisa que denuncia desiertos  velados
soy el libro abierto esperando la musa
cae y explota la gota
como explota el deseo en el renglón del cuervo corazón
ilusión y precipicio donde hundir sensaciones
pulsaciones en la piel de luna
cuánta humedad recorriendo labios !
diablos jugando en las charcas del sentimiento
y el razonamiento sacude el polvo acumulado

solo el gris sabe del feliz encuentro
un firmamento donde se engendró el poema.

Lichazul
oscureciendo

6 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánto se desea la lluvia, presagio de vida y amor entre dulce y erógeno. Quizás traiga en sus gotas descolgadas alguna traición, pero es la lluvia benigna o falaz. Un beso. Carlos

TORO SALVAJE dijo...

Tierra y lluvia.
Amor eterno.

Besos.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

otro beso Carlos, la lluvia siempre es buena, aunque quede la escoba y todo se desmorone por falta de previsión humana

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

vez que existe el amor eterno Toro!

besos fieles

joaquín galán dijo...

Lluvia reparadora y, sobre todo,inspiradora...¡cuántos poemas nos arranco la lluvia a las almas grises en eterna espera!

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

muchas gracias Joaquín
sin duda a veces somos grises
pero este gris se refiere a la sesera ;) jejeje
abrazos gorditos