domingo, 24 de septiembre de 2017

Lodo

De lodo amasado
tengo el cuerpo
barro medicinal
barro incondicional
barro memorial
barro conceptual
en mis uñas y en mi fortuna
en la cama y en la guerra
sol camuflado
canto terroso... notas de raíz
aprendiz entre reinos paralelos

tengo el tiempo granulado
viajero en instantes acuarelados
camino con la espina insurrecta

hurgo la piedra , la compañera ,
la testigo perfecta de mi caricia
arma tribal en la ira desquiciada
cuando la noche ciega me traga

tengo el polvo revuelto
en mis adentros
en mis querencias
la paciencia solo aturde revoluciones
cuando el reflejo es niebla
y siento el temblor
el certero derrumbe
que deja al olvido mi nombre.

Lichazul
desde la persiana








13 comentarios:

  1. Los dos versos finales me han abofeteado.
    Por certeros.
    No son dos versos.... son dos puñales.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Estamos hecho de barro. O eso nos contaron. Incluso, al final, algunos, solo algunos, vuelven a la Tierra. Me incomoda este poema. Abrazos!!

    ResponderEliminar
  3. Al final eso seremos y ya los hay que el barro los ahoga. Muy lindo Elisa.

    Abrazos gorditos.

    ResponderEliminar
  4. muchas gracias por sus huellas
    abrazos !!

    ResponderEliminar
  5. Profundo y quimérico Elisa.
    Hace temblar los huesos.

    ResponderEliminar
  6. Un poema inquietante, sobre todo el final..

    Mi abrazo, siempre, Ely.

    ResponderEliminar
  7. Está lleno de simbolismos, como me gusta.
    Eres -siempre- un libro de poesía dura y cruda abierto. Siempre traes algo nuevo que contar. Y como dice Toro Salvaje, te acaba abofeteando, de la realidad.

    ¡SALUDOS!

    ResponderEliminar
  8. Bravo, de un lodazal sacas un mundo de poema. Gracias y abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Somos de la tierra, con sus lodos y su polvo revuelto.
    Y al final, el derrumbe inevitable.
    El poema tiene fuerza. Me gustó.

    Besos, Elisa.

    ResponderEliminar
  10. Un poemazo!!! Siempre es una acogedora burbuja, refugiarse en tu poesía POETA

    Besotessssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. Esos lodos que se van juntando, yuxtaponiendo decía mi profesor de gramática, para hacernos o deshacernos, amarnos o entregarnos a la deriva del desafecto. Por eso, los lodos, que son de naturalezas diferentes, nos revuelcan el corazón y el alma, y vienen las tormentas. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...