sábado, 16 de septiembre de 2017

Sospechas

No creas en mis palabras
sospecho que voy en picada
una y otra vez 
el hambre por las noches sueña
y el frío solo es la excusa perfecta
porque a través del cristal
el amor se hace  maniquí insípido

ahora o nunca parece ser la trampa
y el cerrojo cede
del que espera en su velada sombra
mañana será tarde

no creas en mis delirios
conjuran montañas y nubes
el juego es continuar
así el viento lleve mis raíces
aunque sospeches y renuncies
nunca fue el quedarme aquí.

A veces ni yo misma me creo
dudo y sospecho
el corazón me delata.

Lichazul
desde la persiana




12 comentarios:

  1. Yo también dudo de mí.
    Será que no somos dueños de nosotros mismos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La posibilidad de cambio afirma tu voluntad; las raíces a veces precisan un trasplante.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El riesgo tiene también su atractivo. Digo como Ilduara, las raíces tal vez, necesiten nueva tierra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo sospecho también de las cosas que digo, hago, o me invento. Este poema es un dedo señalando al interior de cada uno, o eso es lo que he sentido. Un abrazo Elisa!

    ResponderEliminar
  5. Ayyyy esos corazones que delatan El mío no me esconde para nada y me delata inmisericorde
    Bello poema como siempre de una bella POETA!!!
    Me siento bien leyéndote Y tienes razón sobre lo que me escribiste debería refugiarme en mi propia burbuja Tal vez intentar de nuevo escribir algún verso...pero no puedo

    Besotes POETA

    ResponderEliminar
  6. Como aquel verso: voy con el afán de quedarme/ pero más puede la errancia. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Qué verdad.
    Pero el corazón suele tener razón.

    Besos, Elisa.

    ResponderEliminar
  8. Creer o no creer, cada uno que haga de su capa un sayo. Pero tus poemas y versos, siempre encandilan.

    Abrazos gorditos Elisa.

    ResponderEliminar
  9. muchas gracias a todos
    besos y abrazos colorinches :)

    ResponderEliminar
  10. El corazón es el que manda. Bello poema. Besos

    ResponderEliminar
  11. Cuando pensemos con el corazón y sintamos con la mente descubriremos riesgos desconocidos.


    Un abrazo

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...