jueves, 7 de abril de 2016

En el velador

Por más que uno corra y corra
y se invente la excusa del olvido
el corazón nos jala y nos tumba
aunque volemos al sol y a la luna
la estela que dejamos no se va
ni se van los que antes la dejaron

somos heredad y penitencia
una maraña no resuelta
una palabra presta por acudir 
un morir de intenciones
una caña del cañaveral primero
el trazo de pluma en el poema
la cosa más bella para amar
el mejor vals del bar pendenciero
un repertorio de anécdotas y conquistas
la mejor conjunción de copas en la barra
 (para desnudarnos el alma )
el adiós en el verano naranja
destinos parecidos en el espejo de la vida
una oportunidad en el papel de los días
la locura nefasta en el pozo del dolor

somos el rigor de la experiencia sangrada
cuando la batalla tamborilea en nuestros huesos
un tren que anuncia su llegada
unas vías oxidadas
un cielo ganado
y un infierno en el velador.

Lichazul
serie otoñal


11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Yo aspiro a no ser nada y creo que voy por buen camino.

Besos.

Joaquín Galán dijo...

Algunas de las cosas que soy,las he descubierto en el poema...gracias.

Pero esto sí lo sabía,desde hace mucho:

"...aunque volemos al sol y a la luna
la estela que dejamos no se va
ni se van los que antes la dejaron."

Buen fin de semana, Elisa.


Clara Garza dijo...

Múltiples imágenes de la vida, como reflejos de un espejo roto...
Me gustó eso de "un cielo ganado y un infierno en el velador"...
Besos

MORGANA dijo...

Maravillosa tu poesía,Elisa,como siempre...me descubro en muchos de tus versos
Gracias por dejar tu huella en mi casa y todo,todo mi cariño.
Un beso inmenso.

Ilduara dijo...

Hasta cuando los huesos tocan a su fin es necesario que esté presente el origen, sin él no habría certificado de defunción.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cómo escapar al destino de amar y ser desmado, de vivir en pos de victorias y derrotas, de los desalientos, que son alientos a seguir siendo. UN abrazo. Carlos

Elisa Alcántar C dijo...

muchas gracias a ustedes por su constancia
buena jornada

Enca Gálvez dijo...

Cuanta verdad has sabido plasmar en este sentido poema, donde el día a día de nuestro existir va haciendo nuestra historia.., aún "cuando la batalla tamborilea en nuestros huesos" besos desde este rincón de Andalucía.

Lyliam dijo...

Somos desde el pasado y traemos enganchado a nosotros todo el cielo e infierno. Herencias a las que no podemos renunciar. Otro abrazo preciosa.

Magdeli Valdés dijo...

somos tantas cosas...
que al fin si acaso alcancemos para recuerdo...
nadie sabe!

Demian dijo...

Se me fue en comentario anterior sabe Dios donde. Somos trocitos de un todo a veces cocidos a veces zurcidos. Pero todos parte de un algo ennorme. al menos eso quiero creer. Sabes hilvanas cada letra hasta convertirla en un hermoso lienzo Poeta. Besos a tu alma !