sábado, 2 de abril de 2016

Quema

A veces duermo otras dormito
a veces viento otras huracán
y así van las calles limpiándose , barriendo
desapareciendo
y se abre el campo a mi niebla
con el temblor , con el polvo de mis zapatos
ni los domingos se salvan

pensaba colgar la llave
pensaba tirar el lápiz
es extraño el giro , el amuleto se rompe
no hay donde esconderse
una y otra vez mi pequeña luz quema

por favor un desvío en este páramo
uno donde soltar los demonios

Lichazul
serie otoñal

9 comentarios:

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Elisa
Es bueno leer tus letras aqui
Me gusto el tinte e
De tus palabras....

TORO SALVAJE dijo...

Aquí estamos.
Soltando demonios.

Besos.

Joaquín Galán dijo...

Yo vengo de recoger el lápiz que tiré,siempre se vuelve...

Clara Garza dijo...

Tu "gran" luz...que no quema, que se abre paso en la niebla.
Besos

Enca Gálvez dijo...

Mi querida Elisa, siempre es un placer leerte de nuevo. Besos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Sólo queda la palabra, Elisa, en ella se explotan los fantasmas. UN abrazo. Carlos

Gizela dijo...

Soltar los demonios...en eso andamos unos con mejor tino que otros
Y tu con los mejores versos como siempre
Besossssss POETA!!!

gustavo lagarto torres dijo...

En la aceptación está la puerta del 1

gustavo lagarto torres dijo...

En la aceptación está la puerta del 1