.

TRADUCTOR
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

miércoles, 11 de abril de 2018

Color de poeta

Te vi
estabas intentando respirar
después de todo
esquivar el lodo es imposible
llevamos salpicados los ojos y los latidos
mendigos de ilusiones
rémoras del planeta
incierta particularidad que nos define
en lo indefinible gutural

me miras pasar
estaba intentando que existieras
pero fue solo la idea dentro de mi turbio joyero
y sentí tu presencia
como un relámpago furioso
un justiciero atolondrado
mi mano solo supo quedar desierta esta mañana
(o era la víspera de mi muerte)

el viento lo sabe
sabe mucho más de lo que susurra
me hace suya en este páramo lunar
singular fuente
urgente guerrero del pozo quiere escapar

otoñea en esta lengua
con ese color de los poetas
como si la soledad vistiera de gala
es mi mañana que recuerda tempestad.

Lichazul
del corazón y otras locuras





9 comentarios:

Mavi dijo...

Espero tu poesía como agua de Mayo
en esa hermosa evolución en el tiempo de tu verso.
besicos mil mi Elisa.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

No se le puede poner color a un cadáver, menos entrañar un fantasma. En el amor, el otro también el otro se mustia, se esfuma. UN abrazo. Carlos

TORO SALVAJE dijo...

Yo también soy un mendigo de ilusiones.

Besos.

Elisa Alcántar dijo...

besos a todos
hoy ha sido un día perfecto para escribir

Verónica Calvo dijo...

Estamos salpicados de lodo y somos víspera de muerte. No nos libramos de ello.
Pero mientras los poetas sigan, hay esperanza.

Besos, Elisa.

Xan Do Río dijo...

buah, tremendo Elisa, como me ha gustado volver a leerte y sorprenderme así de bien que lo haces. Abrazos y gracias.

Mª Socorro Luis dijo...


Todo el que es, o se cree poeta, es mendigo de ilusiones. El problema es, de que clase de ilusiones...

Feliz fin de semana, disfruta tu mágico otoño.

Elisa Alcántar dijo...

buen fin de semana a todos
abrazos de sol

Rafa Hernández dijo...

Podemos tener altibajos, pero los poetas siempre salís más airosos de cualquier trance, ya que vuestras palabras son embrujo y fantasía, para los que tenemos el placer de leerlas. El poeta puede ser un mendigo, pero siempre un mendigo de fantasía e ilusiones.

Abrazos gorditos Elisa.

Seguidores

Google+ Followers