.

TRADUCTOR

lunes, 30 de mayo de 2016

Buen día

Allá en el portal de la muerte
después de tanto batallar
mi caminar traspasa ferviente
tanto lodazal obtuso
voy y estoy
sin dejar de ser
verbo conjugado
 eco de cielo
 destello vibrando
casi puedo tocarlo con este halo
la lección de arcilla finaliza

hoy es un buen día para agradecer
para renacer y compartir.


Lichazul
colores




14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Lo he leído y releído.
Y me asusta.
Ojalá sea puro ejercicio poético.
Y nada más.

Besos.

Ilduara dijo...

Tus palabras son certeras, pero a mí me faltan las fuerzas para renacer.

Elisa Alcántar C dijo...

mucvhas gracias Toro e Ilduara
hoy es un buen día para la vida

Demian dijo...

Desde mi estado de convalecencia te acerco un mate. A renacer de las cenizas Ave. besito Shilena :)

Elisa Alcántar C dijo...

otro besito Demi
mejórate y mucha energía

Clara Garza dijo...

Me alegro de que sea un buen día para ti, para renacer y olvidarse de la muerte...cuídate mucho.
Besos

Elisa Alcántar C dijo...

otro abrazo Clara
cada despertar es un re-nacer desde la muerte

;)

María Socorro Luis dijo...


...pues agradezcamos,renazcamos y compartamos.

Buenas noches, Ely.

Maria Rosa dijo...


En ese buen día te encontraste y todo se volvió bello. Y siempre es bueno agradecer a la vida.

mariarosa

Gizela dijo...

Buen día!
Aquí comienza el amanecer Todavía oscuro, pero un mirlo trasnochado decidió que ni él ni yo dormiríamos más
Ir y venir si dejar de ser...seguir vivos de verdad

Besossssss POETA!
feliz semana

Elisa Alcántar C dijo...

muchas gracias a todos
buen día
abrazos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Siempre hay días para lucha, para ser esperanza. Un abrazo. Carlos

Alfredo Ramírez Vega dijo...

Llegas hasta el umbral sin dejar de ser tú misma, sin perder tu íntima esencia, pero al mismo tiempo dejando de ser por completo quien eres y convirtiéndote en otra cosa que no eres tú, pero que siempre serás tú. Ese es el acto de renacer, que los poetas conoces bien cada vez que bajan al Hades con Orfeo para buscar a Eurídice, o suben el alto monte Parnaso. Nunca vuelven siendo los mismos, una parte de ellos ha quedado en el camino, en forma de poema, pero otra sigue tu periplo, renovadas sus fuerzas después de su resurgir.

Elisa Alcántar C dijo...

muchas gracias Carlos , abrazos

muchas gracias Alfredo
uno se mata y se resucita a cada rato
la pluma nos mece y nos delata
en ella somos y también nos inventamos
un divagar y un aprender errando