domingo, 29 de mayo de 2016

De nieve y lava

El camino que va a Agartha remueve sedimentos
los ejes colapsan
lo sistémico se resquebraja
la brújula revienta
y el alma se llueve
un paso entre la nieve y  lava
se cuaja la idea y las cavernas lo explican
allí están los mapas

el camino que va a Agartha devela el lodo de los ojos
siglos de oscuridad en la memoria
aleccionada herencia
superficie enquistada
respiros contaminados
guerras y resistencias  fratricidas
polución y extinción  la sentencia

el camino que va a Agartha  siembra una salida
irse hacia dentro
hacia el sentimiento
hacia el centro de la vida
rescatar el sentido y la conciencia
con el color de la libertad.

Lichazul
colores


13 comentarios:

  1. Un camino difícil, pero como todo camino conduce a un destino. Ya sea Agartha, luz o serenidad, ese camino interno no estará exento de lágrimas porque todo camino liberador es y debe ser así.
    Un abrazo poeta Elisa.

    ResponderEliminar
  2. No había oído hablar nunca de Agartha.
    Gracias a tu poema he buscado y.... parece un sitio fascinante.
    Como tus poemas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Entrar a agratha es salir por fin del desierto de Gobi y poder encontrar los tesoros que llevamos dentro. Hermosa manera mistica de mostrarnos el alma

    ResponderEliminar
  4. Quizás en nuestro subconsciente todos buscamos Agartha, porque es una y múltiple y en ella pueden tener lugar los sueños.

    ResponderEliminar
  5. Me ha pasado como a Toro. No sabía nada de ese sitio. Y me he asustado, porque ¿mira que si lo tengo dentro?
    Abrazos :)

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias Ilduara y Alfonso
    abrazos

    pd... Alfonso, ojalá todos logremos llegar allí!

    ResponderEliminar
  7. Hermoso!
    Tienes razón, la mejor salida, lograr irse adentro y encontrarse en esencia

    Besossssss POETA

    ResponderEliminar
  8. Ese es el camino, el de recobrar nuestra conciencia que emancipa. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  9. El camino a Agartha es un viaje iniciatico al mismísimo corazón de nuestra propia sabiduría. Es un precioso mito que simboliza nuestra necesidad de trascendencia, de creer que aún tenemos esperanza, que tú has sabido captar muy bien en tus versos. Y por ello te doy mi más sincera enhorabuena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. gracias Alfredo por todas tus huellas
    entre los renglones
    se nos asoma la historia
    y se nos pintan mapas para conocernos

    salutos

    ResponderEliminar
  11. muchas gracias a todos por volver a este rincón

    abrazos

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...