viernes, 27 de mayo de 2016

De Pájaros y Trigos

No sé dónde voy , solo sé que camino
el viento y el polvo llevan mi equipaje
brilla de repente de una flor la poesía
y en mis labios el universo se devela
como cosa natural
este divagar
este error
y la distancia bordea violetas y respiros

no sé si la herida cierra o  pudre
el oído confunde el eco
el ojo colecciona amarillos
trigos del campo diverso
lamentos y festivos mecidos en el verbo

no sé  si el colibrí descifra el tiempo
allí suspendido en su propio despierto
estos huesos caen hacia el follaje
simulando su propia muerte
mis pájaros vuelan  desde su cristal.

Lichazul
colores



12 comentarios:

  1. Ni a donde vamos ni de donde venimos...
    Es un interrogante devastador.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Moriremos con la duda, aunque nos habituemos al aleteo veloz del colibrí.

    ResponderEliminar
  3. gracias Ilduara
    ese aleteo nos redime al final

    ResponderEliminar
  4. Ya caminar es suficiente y si se logra ver de una flor la poesía y se siente el aleteo del colibrí.... valen la pena los pasos y los errores y las heridas

    PRECIOSO!!!
    Besosssss y lindo finde POETA

    ResponderEliminar
  5. gracias querida Gizz
    al final lo que importa es haber logrado darse cuenta
    de la cuenta de la vida que con prisa a veces ignoramos

    besitos y feliz finde también para ti

    ResponderEliminar
  6. La Naturaleza atempera muchos dolores con su magia y su paz...No importa hacia dónde pero hay que seguir caminando, no podemos pararnos...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Elisa, creí que estaba de seguidora, al parecer no es así.
    Pues por aquí me quedo.
    La mayor parte del tiempo esa es la pregunta que todos nos hacemos, la otra es " de donde vengo".
    Sin embargo seguimos caminando desde que llegamos hasta el fin de nuestro tiempo.
    Lo hermoso es disfrutar del viaje y ligero de equipaje.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  8. gracias Ambar
    es obvio lo que escribes
    buen finde

    ResponderEliminar
  9. Bien Elisa, aquí me quedé.
    Voy muy lenta, es decir no paso por todos los espacios todos los días, asi que leo y repaso de uno en uno aunque comente sólo en el más reciente.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  10. Quizás las errancias, para en medio de los versos, romper la urna de cristal donde aleteamos contra sus paredes. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...