.

TRADUCTOR
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

lunes, 15 de enero de 2018

En despoblado

Tiene el arcoiris en sus manos y una sonrisa cándida
baila por las aceras su música ligera
sueña con mundos amables
solo que
no debe olvidar su dosis  al medio día
pues la esfera que le protege  resultaría rota

 conoce los giros de cada tormenta
sabe que esa fuerza es imparable
le tiemblan los años
le sudan los nervios y los vocablos
trata de que nadie lo note

mas, yo le noto y le observo
soy su sombra en el vértigo bestial
aunque a veces acampo en despoblado.

Lichazul
entre la hierba




19 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Los sueños del otro. Un abrazo. Carlos

Elisa Alcántar dijo...

o la pesadilla del otro...
abrazos Carlos

TORO SALVAJE dijo...

Que sombra tan deliciosa.

:)

Elisa Alcántar dijo...

besos Toro

Ilduara dijo...

Ser la sombra de un árbol en invierno que hunde sus raíces para florecer en primavera. Ojalá alguien sea nuestra sombra afectiva y borre la soledad cuando aminoremos fuerzas.

Un beso.

Mavi dijo...

Muy observadora como sombra protectora. hummm
besos Elisa
Mavi

Pascual perez ribot dijo...

La sombra es nuestro traje de gala en días de sol.
Un placer leerte Lisa.

Mª Socorro Luis dijo...


Tu sombra, como el ángel de la guarda...

Elisa Alcántar dijo...

muchas gracias Ilduara
ojalá :)

Elisa Alcántar dijo...

gracias Ascual

Elisa Alcántar dijo...

gracias Soco

Elisa Alcántar dijo...

besos de sol Mavi

Rafa Hernández dijo...

Sombras amenas,y deliciosas: Me ha encantado eso de; "conoce los giros de cada tormenta; me parece exquisito.

Abrazos gorditos Elisa.

Alfonso Saborido dijo...

El arcoiris en sus manos. El arcoiris es una herramienta de alegría y de lucha. Me gusta esa manera de soñar, aunque no deba olvidar su dosis.
¡Abrazos!

Alicia dijo...

La sombra que lo ve todo. Besos

Mavi dijo...

Hola guapa, me hace ilusión saber que el Papa Francisco anda por ahí, cerquita de donde vives.
Es una suerte haberte encontrado en el tiempo y el espacio.
Así que sin más te digo que te quiero mucho Elisa linda.
Tu Mavi

Verónica Calvo dijo...

Y tanto que es un vértigo bestial y tanto que se acampa en despoblado.
Desolador.

Besos, Elisa.

Elisa Alcántar dijo...

muchas gracias a todos ´por sus huellas
tengan un fin de semana precioso

Joaquín Galán dijo...

De como la fragilidad del otro nos ayuda a ser fuertes y a sacar fuerzas de flaqueza.
Todo ternura este poema.