domingo, 12 de junio de 2016

Evadidos

Te huelo
 te observo
te sigo
animal y presa en la selva citadina
intuyo el giro
destino y deseo fusionados
cuando el ocaso llega
y nos cubre la bruma
y nos pierde la noche
somos el duelo y la caricia
la humedad y el derroche
animales fuera de la manada
ausentes de moral
evadidos del tiempo
torbellino incandescente
elemento y natura despierta
en la muerte trasgresora
cuando las palomitas  vuelan  a su oración.

Lichazul
colores

este poema me recuerda LOBA del 2012


7 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Infiero de tu poema, ese lobo del mismo hombre (recordar a Rubén Darío en uno de sus poemas)en que se ha convertido el ser humano. Me encanta eso de escapado de la manada, ahora citadino, y cierras el poema con esa figura de la muerte, y las palomitas tras la oración, que resulta paradojal. UN abrazo desde esta esquina colombiana. Carlos

Gizela dijo...

Bueno, a mi me salió un Ufffffff!!!
Me suena super sensualote
Eso sí, me perdí total, en lo de las palomitas jajaja!!!!

Besotessss POETA


Elisa Alcántar C dijo...

muchas gracias!!!!

abrazos gorditos a los dos :D
acá hace frío frío , dan ganas de regalonear en camita con chocolate caliente...


querida Gizz, las palomitas es pura ironía pesada
muakkkkk

TORO SALVAJE dijo...

Casi tres años después de Loba.

Será que junio te sienta muy bien.

Besos.

Elisa Alcántar C dijo...

cuatro, Toro
besos otoñales

Ilduara dijo...

En muchas ocasiones los animales nos dan lecciones.

Elisa Alcántar C dijo...

las más de las veces Ilduara
aunque éstos del poema son bípedos y pensantes