viernes, 24 de junio de 2016

Turbulencia

Desde este punto los ángulos se contemplan
perfiles y recodos caprichosos
cambio y circunstancia tambaleante
resacas y mares turbulentos
vientos demandantes en horizonte crepuscular
no sé si amanecer o pernoctar
es la hora sigilosa

las gaviotas van hacia la costa
o quizá regresan a su cielo
mismo ojo que las ve
no explica el porqué de tanta duda
es la hora curva

 antes o después
o solo fue tren disfrazado
los rieles entrecruzan  destinos
los durmientes fingen  reposo
los puentes cuelgan sueños y pesadillas
orillando
en la hora gris

ardid incongruente
la mente juega con los paisajes
apuesta por bosques y cavernas
en el tiempo cambiante.

Lichazul
entre giros y espasmos



7 comentarios:

  1. Somos esclavos de nuestras mentes.
    Qué duro es...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente hasta las gaviotas duden de la razón de su vuelo.

    Los grandes interrogantes están sin resolver.

    ResponderEliminar
  3. Quizás valga volver la mirada, y añorar cuando el grito, el gemido sin eco en las palabras, gutural hablar consigo mismo, o con rugido del otro, que clama por el fuego. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...