.

TRADUCTOR

miércoles, 29 de junio de 2016

Respirar

Quién sabe la receta?
ayer la bandeja repleta de remitentes
hoy el eco es solemne
el espacio brillante
la brisa fresca recorre toda la espalda
como una vaguada costera
estoy cansada de los mesiánicos
de los que suman  socios
de los que usan el bombo exagerado
mi mesa sigue igual
entre el andar y el retroceder
sus patas tambalean
su cubierta desnuda respira giros y espasmos
para conocer el revés de mi propio labio
estoy quieta
esperando que salga el sol
pegada al cristal
mirando el árbol gemir
en mi corazón quedan tantas palabras
y si no hay respuesta a mi pregunta
la lección sigue humedeciendo la lengua
sin depender  del agua
sin procurar el mar
solo este respirar en la locura.

Lichazul
giros y espasmos

12 comentarios:

Ilduara dijo...

Te abrigarán las palabras y alejarán esa locura y soledad sin nombre.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

que no se vaya esta bendita locura Ilduara
es lo mejor que ha pasado

TORO SALVAJE dijo...

Esa locura que nos acoge con tanta generosidad.

Besos.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

algo es algo Toro
besos

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La locura de resiprar nos hace partícipes de qualquier sueño entregado.


Un Abrazo.
Gracias.


Elisa Alcántar Cereceda dijo...

otro abrazo Olga y Carles
qué sería el mundo humano sin locura.... tristísimo

maría del rosario Alessandrini dijo...

Hay palabras, y eso es mucho amiga.
Besos

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

muchas gracias MAría
abrazos

Taty Cascada dijo...

La verdadera creación se sustenta en el silencio, así, la sabia locura se expande en las palabras.
Abrazos poeta.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

abrazos Taty
no sé , para mí la Poesía está en el ruido en la música y en los pulsos humanos, el puto silencio es pura muerte y seudoinspiración jejeje ( yo escribo por las noches con los audífonos puestos y mucha música, sobre todo rockera )

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Este mundo de hoy, reclutando mesnadas, piaras, bandadas ideológicas o de una fe que no tiene asidero, porque cada uno quiere un dios que sea a su ancho y altura. Vaya si no nos dejar ser únicos, y particulares. UN beso. Carlos

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

nos copiamos y pegamos como sardinas Carlos
salirnos de lo "normal" no es popular ni bien visto
somos un ciclo oxidado

abrazos