jueves, 2 de junio de 2016

Blanco

Molesta el camino cuando el vestido se ensucia
me dice ella con dejos de princesa
tanto esmero , tanto filtro , tanta floritura
y es que el camino es eso le digo
un andarse despeñando con el viento en contra
pero ella insiste y me mira con cara de olvido
esto no es lo mío , acota
me quedo en la loma viendo pasar al que yerra.

Molesta el camino cuando el vestido se ensucia.

Lichazul
colores

16 comentarios:

  1. Mirar con nitidez y afecto es lo que importa.

    ResponderEliminar
  2. pos si, supongo, aunque a mí me gusta el camino y sus vericuetos

    ResponderEliminar
  3. Cuánto enseña el camino.Sí, no basta sólo mirar, yah que embarrar el vestido para aprender. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  4. otro abrazo Carlos
    sin duda así es y es como mejor se crece

    ResponderEliminar
  5. besos Toro
    sin duda hay quienes prefieren quedarse como estatuas
    y ya se sabe lo que les ocurre a las estatuas

    ResponderEliminar
  6. LA vida cada uno la vive como quiere o puede...Verla pasar no es para mi una opción...sumergirte en ella, ensuciarte de polvo o adornarse con rosas y estrellas,,,pero vivir.
    Besos vitales

    ResponderEliminar
  7. besos vitales Clara
    sin duda cada quien pisa su suelo con los pies que tiene
    a veces somos espectadores otras protagonistas
    optar por ser siempre testigo y nunca actor pos la verdad a mí no me cuadra jejeje

    ResponderEliminar
  8. Imposible no despeñarse con el viento en contra
    sí se quiere caminar ...y a lavar el vestido cuando se ensucia ...
    Además, cuando logramos lavarlo, se siente mejor y con más fuerza y experiencia en "lavandería" jajaja

    Super original Me encantó!

    Besotesssss POETA

    ResponderEliminar
  9. besos Gizz
    muchas gracias , de lavanderas a curanderas no hay mucha distancia ;)
    y así nos la pasamos jejeje

    ResponderEliminar
  10. Se manche el vestido, los zapatos, o el sombrero vuele con el viento, se quiera o no se quiera hay que andar esa trazada senda.
    Si nos manchamos nos lavamos y si caemos nos levantamos.
    Una buena reflexión nos dejas aquí.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  11. gracias Ambar
    otro abrazo
    el poema es solo eso un poema
    las reflexiones las hacemos nosotros que nos reflejamos

    ResponderEliminar
  12. De todos esos barros aprendemos ...seguro
    aunque cueste lágrimas...
    al final es parte de este proceso de vida
    que nunca será como quiere uno de princesa

    y con elo hay que saber seguir adelante.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué bueno, qué pequeña gran maravilla, qué lección de vida! Me descubro humildemente ante tus letras.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. muchas gracias Magdalena
    lo de princesitas a mí nunca me convenció jejeje siempre aposté por proletariado

    abrazos

    ResponderEliminar
  15. muchas gracias Alfredo
    escribir es una constante desde que soy niña aunque solo publico desde 1998 a través de blogs mayormente , mi cabecita es muy imaginativa y algo loca jajaja

    salutos

    ResponderEliminar

Se Apuntan al blog ...